Que es hacer seo

Definición de seo en español

La optimización de los motores de búsqueda (SEO) es el proceso de mejorar la calidad y la cantidad del tráfico de un sitio web o de una página web desde los motores de búsqueda[1]. El SEO se dirige al tráfico no pagado (conocido como resultados “naturales” u “orgánicos”) más que al tráfico directo o al tráfico pagado. El tráfico no pagado puede provenir de diferentes tipos de búsquedas, como la búsqueda de imágenes, la búsqueda de vídeos, la búsqueda académica,[2] la búsqueda de noticias y los motores de búsqueda verticales específicos del sector.

Como estrategia de marketing en Internet, el SEO tiene en cuenta el funcionamiento de los motores de búsqueda, los algoritmos programados por ordenador que dictan el comportamiento de los motores de búsqueda, lo que la gente busca, los términos de búsqueda reales o las palabras clave que se escriben en los motores de búsqueda y los motores de búsqueda preferidos por su público objetivo. El SEO se lleva a cabo porque un sitio web recibirá más visitantes de un motor de búsqueda cuando los sitios web se clasifican más alto en la página de resultados del motor de búsqueda (SERP). Estos visitantes pueden convertirse en clientes[3].

Los webmasters y los proveedores de contenidos empezaron a optimizar los sitios web para los motores de búsqueda a mediados de la década de 1990, cuando los primeros motores de búsqueda estaban catalogando la Web primitiva. Al principio, todos los webmasters sólo tenían que enviar la dirección de una página, o URL, a los distintos motores, que enviaban un rastreador web para que rastreara esa página, extrajera de ella los enlaces a otras páginas y devolviera la información encontrada en la página para que fuera indexada[4] El proceso implica que una araña del motor de búsqueda descargue una página y la almacene en el propio servidor del motor de búsqueda. Un segundo programa, conocido como indexador, extrae información sobre la página, como las palabras que contiene, dónde están situadas y el peso de determinadas palabras, así como todos los enlaces que contiene la página. Toda esta información se coloca en un programador para su rastreo en una fecha posterior.

Lee más  Aplicaciones para ver quien te deja de seguir

Técnicas de seo

La optimización de los motores de búsqueda (SEO) es el proceso de mejorar la calidad y la cantidad del tráfico de un sitio web o de una página web desde los motores de búsqueda[1]. El SEO se dirige al tráfico no pagado (conocido como resultados “naturales” u “orgánicos”) más que al tráfico directo o al tráfico pagado. El tráfico no pagado puede provenir de diferentes tipos de búsquedas, como la búsqueda de imágenes, la búsqueda de vídeos, la búsqueda académica,[2] la búsqueda de noticias y los motores de búsqueda verticales específicos del sector.

Como estrategia de marketing en Internet, el SEO tiene en cuenta el funcionamiento de los motores de búsqueda, los algoritmos programados por ordenador que dictan el comportamiento de los motores de búsqueda, lo que la gente busca, los términos de búsqueda reales o las palabras clave que se escriben en los motores de búsqueda y los motores de búsqueda preferidos por su público objetivo. El SEO se lleva a cabo porque un sitio web recibirá más visitantes de un motor de búsqueda cuando los sitios web se clasifican más alto en la página de resultados del motor de búsqueda (SERP). Estos visitantes pueden convertirse en clientes[3].

Los webmasters y los proveedores de contenidos empezaron a optimizar los sitios web para los motores de búsqueda a mediados de la década de 1990, cuando los primeros motores de búsqueda estaban catalogando la Web primitiva. Al principio, todos los webmasters sólo tenían que enviar la dirección de una página, o URL, a los distintos motores, que enviaban un rastreador web para que rastreara esa página, extrajera de ella los enlaces a otras páginas y devolviera la información encontrada en la página para que fuera indexada[4] El proceso implica que una araña del motor de búsqueda descargue una página y la almacene en el propio servidor del motor de búsqueda. Un segundo programa, conocido como indexador, extrae información sobre la página, como las palabras que contiene, dónde están situadas y el peso de determinadas palabras, así como todos los enlaces que contiene la página. Toda esta información se coloca en un programador para su rastreo en una fecha posterior.

Lee más  Como funciona google adsense

Introducción al seo

La optimización de los motores de búsqueda (SEO) es el proceso de mejorar la calidad y la cantidad del tráfico de un sitio web o de una página web desde los motores de búsqueda[1]. El SEO se dirige al tráfico no pagado (conocido como resultados “naturales” u “orgánicos”) más que al tráfico directo o al tráfico pagado. El tráfico no pagado puede provenir de diferentes tipos de búsquedas, como la búsqueda de imágenes, la búsqueda de vídeos, la búsqueda académica,[2] la búsqueda de noticias y los motores de búsqueda verticales específicos del sector.

Como estrategia de marketing en Internet, el SEO tiene en cuenta el funcionamiento de los motores de búsqueda, los algoritmos programados por ordenador que dictan el comportamiento de los motores de búsqueda, lo que la gente busca, los términos de búsqueda reales o las palabras clave que se escriben en los motores de búsqueda y los motores de búsqueda preferidos por su público objetivo. El SEO se lleva a cabo porque un sitio web recibirá más visitantes de un motor de búsqueda cuando los sitios web se clasifican más alto en la página de resultados del motor de búsqueda (SERP). Estos visitantes pueden convertirse en clientes[3].

Los webmasters y los proveedores de contenidos empezaron a optimizar los sitios web para los motores de búsqueda a mediados de la década de 1990, cuando los primeros motores de búsqueda estaban catalogando la Web primitiva. Al principio, todos los webmasters sólo tenían que enviar la dirección de una página, o URL, a los distintos motores, que enviaban un rastreador web para que rastreara esa página, extrajera de ella los enlaces a otras páginas y devolviera la información encontrada en la página para que fuera indexada[4] El proceso implica que una araña del motor de búsqueda descargue una página y la almacene en el propio servidor del motor de búsqueda. Un segundo programa, conocido como indexador, extrae información sobre la página, como las palabras que contiene, dónde están situadas y el peso de determinadas palabras, así como todos los enlaces que contiene la página. Toda esta información se coloca en un programador para su rastreo en una fecha posterior.

Optimización de motores de búsqueda beispiel

La optimización para motores de búsqueda (SEO) suele consistir en realizar pequeñas modificaciones en partes de su sitio web. Cuando se ven individualmente, estos cambios pueden parecer mejoras incrementales, pero cuando se combinan con otras optimizaciones, podrían tener un impacto notable en la experiencia del usuario de su sitio y el rendimiento en los resultados de búsqueda orgánica. Es probable que ya esté familiarizado con muchos de los temas de esta guía, ya que son ingredientes esenciales para cualquier página web, pero es posible que no les esté sacando el máximo partido.

Lee más  Google adwords que es y para que sirve

Un archivo robots.txt indica a los motores de búsqueda si pueden acceder y, por tanto, rastrear partes de su sitio. Este archivo, que debe llamarse robots.txt, se coloca en el directorio raíz de su sitio. Es posible que las páginas bloqueadas por robots.txt sigan siendo rastreadas, así que para las páginas sensibles, utilice un método más seguro.

Un archivo robots.txt no es una forma apropiada o efectiva de bloquear material sensible o confidencial. Sólo indica a los rastreadores de buen comportamiento que las páginas no son para ellos, pero no impide que su servidor entregue esas páginas a un navegador que las solicite. Una de las razones es que los motores de búsqueda podrían seguir haciendo referencia a las URL que usted bloquea (mostrando sólo la URL, sin el enlace del título o el fragmento) si resulta que hay enlaces a esas URL en algún lugar de Internet (como los registros de referencias). Además, los motores de búsqueda no conformes o fraudulentos que no reconocen la norma de exclusión de robots podrían desobedecer las instrucciones de su robots.txt. Por último, un usuario curioso podría examinar los directorios o subdirectorios de su archivo robots.txt y adivinar la URL del contenido que no quiere que se vea.